Aranzadi condiciona su apoyo a los Presupuestos para 2019, a la construcción de una Escuela infantil en Soto Lezkairu y a habilitar espacios de conciliación familiar gratuitos en los barrios

Apuesta por que la conciliación y los cuidados de la vida sean centrales, e insta a Joseba Asiron y a su equipo de gobierno a poner recursos para hacerlo posible

La Candidatura Ciudadana Aranzadi-Pamplona en Común propone que los Presupuestos para 2019 contemplen, al menos, dos medidas concretas para facilitar la corresponsabilidad en las labores de mantenimiento de la vida: es decir, el reparto de las tareas de cuidados entre hombres y mujeres. Pide al Ayuntamiento que se comprometa, habilitando nuevos servicios públicos como espacios para la conciliación familiar en los diferentes barrios y una escuela infantil en Soto Lezkairu.

 Aranzadi propone incluir la dotación necesaria en los presupuestos de 2019 para llevar a la práctica estas dos iniciativas:  

 1.Habilitar Espacios de Conciliación Familiar gratuitos

Muchas niñas y niños de 0 a 3 años se quedan sin plaza en las Escuelas Infantiles. Durante este curso 2018-2019, 127 niñas y niños se han quedado en lista de espera sin poder entrar en 7 de los centros infantiles de Iruñea. Aranzadi subraya la urgencia de que el Ayuntamiento se anticipe a esta demanda para que el próximo curso 2019-2010 todas las niñas y niños puedan estar atendidos por lo menos unas horas al día.

Es una medida transitoria que consistiría en poner locales para que todas las niñas y niños puedan estar al menos atendidas unas horas al día y que sean gratuitos. Que supongan un Respiro para las familias de nuestra ciudad. No pretendemos que suplan la parte pedagógica de las Escuelas Infantiles, por lo que no tendrían que depender del área de Educación sino, por ejemplo, de Alcaldía. De esa manera, al menos se cubriría la conciliación familiar para las niñas y niños de 1 a 3 años, que tienen más autonomía.

La lista de espera está repartida en 7 barrios de la ciudad: San Juan, Azpilagaña, Buztintxuri, Mendebaldea, Mendillorri, Milagrosa y Rotxapea.

Aranzadi plantea destinar 700.000€, para la adecuación de locales municipales o alquiler de locales (en caso de que en el barrio no se disponga de locales de titularidad pública), y para la contratación de, al menos, dos personas a cargo de estas niñas y niños. 

 

  1. Construir una Escuela Infantil en Soto Lezkairu

El gobierno municipal de Pamplona anunciaba el pasado mes de octubre una nueva escuela infantil en el barrio de Soto Lezkairu para el curso 2020-2021. El centro tendrá 1.900 m2, para 222 menores, con un coste de 1,9 millones de €. Se han aprobado 90.000€ para el diseño de la escuela, pero su construcción no se incluye en los Presupuestos para 2019. Vistos los ritmos de ejecución del equipo de gobierno, será imposible que se cumplan los plazos que ha anunciado el gobierno de Joseba Asiron.

Aranzadi plantea incluir, como mínimo, en los próximos Presupuestos 2019, la mitad, 1 millón de euros, para empezar a construir el edificio este próximo año y que finalice en la primera mitad de 2020.

Además, el equipo de gobierno pretende gastar 1 millón de euros en pavimentos y firmes (asfaltado) u otras partidas como comprar o mantener los vehículos municipales, arreglo de las murallas o de los edificios municipales, etc. Aranzadi entiende que pueden ser temas importantes; sin embargo, no son prioritarios. Además, advierte de que están las elecciones de por medio y, no se puede dejar esta obra condicionada a los resultados electorales.

Estás medidas beneficiarán como mínimo a 350 niñas y niños, y, por tanto, a muchas familias. Para el actual gobierno municipal, la conciliación y los cuidados de la vida deben ser prioritarios y no algo que obligue a precarizar o a hacer tetris. Porque la conciliación y los cuidados de la vida, de la infancia, son lo que permite que la vida sea vida y no una mera concatenación de estrés y de renuncias.

 

Servicios públicos

Aranzadi subraya la obligación del Ayuntamiento del cambio de poner las bases para que Iruñea-Pamplona sea una ciudad que favorezca la conciliación, que permita que quien trabaja pueda cuidar a sus hijas e hijos y no se vea obligada a hacer equilibrismos para llegar al final del día, o a hacer renuncias que tienen consecuencias negativas en el presente y, también en el futuro. Y es que, lamentablemente andar corriendo de un sitio a otro, tener que contratar a otra persona a la que se le paga poco, tener que dejar el trabajo para poder cuidar etc…Sigue siendo el pan de cada día para muchos progenitores.

 Los cuidados de la vida han de ser uno de los principios que rijan las políticas municipales y el gobierno municipal tiene que hacerse corresponsable y poner servicios públicos. Si no se ponen los recursos suficientes, la tendencia es que las mujeres que encargan obligatoriamente del cuidado de sus hijas e hijos, perdiendo muchas sus empleos y los derechos que estos conllevan. Además, esta realidad provoca que muchos hombres tengan que apartarse de cuidar a sus hijas e hijos, aunque también deseen hacerlo.

 

Candidatura Ciudadana Aranzadi

Un proyecto de ruptura democrática para recuperar Pamplona para la ciudadanía

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *