Vivienda y ocupación

Durante el primer semestre de 2015 los desahucios han crecido un 11,7% en Nafarroa, hasta llegar a 256 (más de la mitad por impagos de alquileres). Y en lo que atañe a Iruñea, según el “Informe de vivienda de 2015” de la Unidad de Sociología del Ayuntamiento, hay más de 10.000 inmuebles en desuso o de utilización reducida, entre pisos vacíos y segundas residencias. Mientras tanto, las políticas públicas de promoción del alquiler son nefastas gestión de la Vivienda de Protección Oficial (VPO) a manos de promotoras buitre o peor, directamente inexistentes ausencia de políticas fiscales activas para aflorar el parque inmobiliario de las entidades bancarias—.

En Aranzadi creemos en el derecho a la vivienda digna y en el derecho de la ciudadanía a la gestión autónoma y activa de sus necesidades sociales. Los bienes defendidos en ambos casos forman parte de los marcos jurídicos, estatales e internacionales, que recogen garantías fundamentales.

Por todo lo anterior, negamos legitimidad de ningún tipo —legal, ética o de cualquier otra clase— a las políticas administrativas que regulan, defienden y promueven un estado de cosas que de carta de naturaleza, por acción u omisión, a la negación de los derechos antes citados. Y en concreto:

1. Frente a una realidad social continuista que conjuga (a) pisos vacíos, (b) construcción de vivienda nueva, y (c) ausencia de políticas fiscales renovadas para incentivar el alquiler, apoyamos la ocupación de viviendas vacías para vivir, sean de titularidad pública o de propiedad particular, y cuando su estado de desuso sea inequívoco. No puede tratarse de un delito si la situación particular del que ocupa responde a un estado de necesidad protegido por los derechos civiles que le asisten.

2. Frente a la inacción de las administraciones con respecto a la gestión y fiscalización de lugares o inmuebles de titularidad pública o privada, apoyamos la ocupación, recuperación y autogestión de dichos espacios en desuso y cuya reutilización materialice el desarrollo personal, social y político de la ciudadanía sin la tutela de los poderes públicos. Creemos en una sociedad civil que no se subordina a las lógicas e intereses de gobiernos o empresas.

3. Preferimos que dicha ocupación de los lugares o inmuebles de titularidad pública por parte de entidades u organismos sociales se regule a través de un convenio general pero en caso de que eso no sea posible: (a) con carácter general, daremos nuestro apoyo a dichas iniciativas; y (b) trabajaremos para que se generen marcos de entendimiento entre la sociedad y las instituciones.

Aranzadi | Pamplona en Común

Candidatura Ciudadana Aranzadi

Un proyecto de ruptura democrática para recuperar Pamplona para la ciudadanía

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *