Sobre el último atropello mortal en la Rochapea

Artículo de opinión de Armando Cuenca, Concejal de Ecología Urbana y Movilidad Sostenible:

Lo primero, vayan por delante mis condolencias a la familia. No es un simple “accidente”, no es una casualidad, no es un fenómeno meteorológico: se podían haber hecho cosas para evitar esta y las otras 7 muertes, así que, desde el Ayuntamiento, tenemos que asumir una parte de la responsabilidad.

Nuestra tarea más básica sería gestionar el tráfico de Pamplona sin que mueran peatones atropellados o, al menos, habiendo hecho todo lo posible para que no sea así. En ese sentido, nos queda mucho trabajo por delante.

Poner el foco sobre la velocidad concreta a la que circulaba el conductor puede ayudar a determinar responsabilidades legales y es necesario hacerlo, pero creo que no es útil para mejorar la seguridad de esa y otras calles. El problema está, sobre todo, en el diseño de nuestras calles: están preparadas para que los coches vayan muy rápido del punto A al punto B, y no para garantizar que los peatones, los ciclistas y el autobús circulen con seguridad y comodidad.

Tras el anterior atropello mortal en Pamplona -el séptimo, en la calle Sadar- desde Aranzadi propusimos 5 medidas que, entendíamos, eran fáciles de aplicar y que podrían ayudar a reducir el número de atropellos mortales en nuestra ciudad. Por desgracia, la mayoría de nuestras propuestas fueron rechazadas por el equipo de gobierno.

El atropello mortal de la semana pasada, igual que los anteriores, es inaceptable. Y las administraciones públicas tenemos que tomar medidas.

Estas medidas están probadas en ciudades de nuestro entorno inmediato y en muchas ciudades europeas y funcionan. Se resumen en lo siguiente: reducir la velocidad, el espacio y los privilegios que le otorgamos al coche.

No existe otra fórmula: menos vehículos a menor velocidad y con menos espacio, garantizan que el resto de modos (bicicleta, peatón y autobús) puedan circular con mayor comodidad y seguridad.

Las intervenciones de calmado de tráfico -reductores de velocidad-, la semaforización y la concienciación está claro que también ayudan a reducir atropellos, PERO NO SON SUFICIENTES. La Policía Municipal lleva años aplicando estas medidas pero el número de muertes anuales no baja: repetir las mismas cosas y esperar resultados diferentes, no es muy lógico. Hay que probar otro tipo de intervenciones, si realmente nos tomamos esto en serio.

Seguiremos insistiendo y buscando otras vías para convencer nuestros compañeros e incluso a todo el consistorio: evitar atropellos mortales debería ser un compromiso de todos.
Estas medidas eran:

1.- Reafirmar el compromiso con la Visión Cero: ninguna muerte es aceptable éticamente por parte de las administraciones públicas.

A favor: EH Bildu, Geroa Bai, Aranzadi e I-E.

En contra: UPN.

Abstención: PSN.

2.- Reducir el espacio asignado al cohe, empezando por vías claramente sobredimensionadas, como Pío XII.

A favor: PSN, Aranzadi e I-E.

En contra: UPN y Geroa Bai.

Abstención: EH Bildu.

3.- Mejora de la visibilidad en pasos de cebra -concretamente: eliminación de las plazas de aparcamiento que dificultan la visibilidad- e impulso a las medidas de calmado de tráfico.

A favor: UPN, PSN, Aranzadi e I-E.

En contra: Geroa Bai.

Abstención: EH Bildu.

4.- Intervenir en 5 meses en aquellos lugares donde ha habido atropellos mortales

A favor: UPN, PSN, Aranzadi e I-E.

En contra: Geroa Bai.

Abstención: EH Bildu.

5.- Ciudad 30: introducir el límite de 30km/h como estándar en toda la ciudad, con la posibilidad de mantener algunas calles, de manera excepcional, a 50.

A favor: Aranzadi e I-E.

En contra: Geroa Bai.

Abstención: EH Bildu, UPN, PSN.

 

Candidatura Ciudadana Aranzadi

The Author has not yet added any info about himself

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *