Reiteramos nuestro rechazo a la operación Salesianos por ser un proyecto contrario al interés general

Instamos a la reversión de la declaración efectuada por el Gobierno de UPN en el año 2012

Aranzadi-Pamplona En Común, Podemos Pamplona y Equo-Navarra reiteramos una vez más nuestro rechazo ante la operación especulativa de Salesianos. Consideramos que la decisión de anular el proyecto no debe esperar a la decisión de una entidad privada -Salesianos- ni derivar del propio mercado. Es Gobierno de Navarra quien debe anular este proyecto por tener potestad para ello y por contradecir el bien común, por el que tiene que velar este Ejecutivo.

La omisión por parte del Gobierno de Navarra de todas estas razones supone una verdadera quiebra hacia ese “interés general” que, en realidad, supone el sustento de todo PSIS. Por ello instamos a la reversión de la declaración al respecto, efectuada por el Gobierno de UPN en el año 2012.

Denunciamos el impulso mediático que el ejecutivo foral está llevando a cabo de este proyecto, desviando la atención únicamente hacia aspectos económicos para seguir apostando por esta operación especulativa. Una operación que, en realidad, a quien favorece y beneficia es al sector privado de la construcción, en detrimento del bienestar de la mayoría de la población.

Las verdaderas razones que nos vienen conduciendo a rechazar este proyecto de Salesianos están directamente relacionadas con el interés de toda la ciudadanía. Su naturaleza es fundamentalmente democrática, social y ecológica y aunque ya los hemos expuesto en numerosas ocasiones, consideramos importante recordarlo:

  1. Usurpación de las competencias municipales y negación de participación ciudadana

La propia figura de los PSIS supone en sí misma una usurpación consciente de las competencias de las entidades locales (en este caso, el Ayuntamiento de Pamplona) en materia de ordenación urbana y territorial. Las entidades locales, como entes políticamente  autónomos, han de disponer de las herramientas necesarias para poder ejercer esta soberanía y tomar sus decisiones de acuerdo a las necesidades de la realidad local. Y, sobre todo, de forma conjunta con su ciudadanía. La sustracción de tales competencias resulta especialmente gravosa cuando ya se cuenta con un movimiento ciudadano a través del cual, vecinas y vecinos del barrio del Ensanche se han mostrado contrarias a la ejecución de esta obra faraónica de los tiempos de la burbuja inmobiliaria.

  1. Vuelta al modelo educativo de UPN: priorizar la Escuela Concertada en detrimento de la Pública

Apostamos por una Educación pública, gratuita y de calidad. Consideramos que la educación pública es el único modelo que preserva el verdadero interés de toda la ciudadanía y, por lo tanto, sobre el que las instituciones públicas deben verter sus esfuerzos para lograr su preservación. El Acuerdo Programático firmado entre las cuatro fuerzas del cambio en el Parlamento de Navarra recoge este principio de forma explícita: uno de los objetivos generales presente de manera transversal en las políticas previstas y allí plasmadas, es la implantación, conservación y defensa de unos servicios públicos de calidad. La Operación Salesianos supone seguir fomentando la vía asentada por UPN, consistente en privilegiar la escuela concertada, y, por ello, representa un verdadero paso atrás y una incoherencia en sí misma.

  1. Supeditación del Derecho a la vivienda a las plusvalías de un pelotazo urbanístico

Según información hecha pública por el Gobierno de Navarra, las hipotéticas plusvalías que se derivaran de la operación irían destinadas a la construcción de vivienda social. Esto supone una supeditación intolerable de la política de vivienda a los beneficios de una operación urbanística, en lugar de primar su calidad y la garantía de acceso, lo que altera completamente el Derecho a la vivienda digna que defendemos.

Sabemos que tanto en Pamplona como en Navarra existen miles de viviendas vacías. Esto nos invita a afirmar que lo verdaderamente prioritario es establecer los mecanismos necesarios para garantizar el acceso a esta vivienda, que ya existe pero se encuentra inutilizada, en lugar de favorecer el levantamiento de nuevas edificaciones. Resulta un absurdo seguir construyendo cuando ya disponemos de los suficientes recursos inmobiliarios como para comenzar a reconocer y garantizar este derecho a toda la población.

  1. Mayores problemas de movilidad urbana y de sostenibilidad medioambiental

No podemos obviar que la construcción de cuatrocientas viviendas en el centro de Pamplona supondría un agravamiento de los problemas de movilidad en ella como consecuencia del incremente de vehículos directa y proporcionalmente. En cuanto al Valle de Egüés, el desplazamiento de tal cantidad de alumnado al nuevo colegio de Salesianos complicaría aún más las entradas y salidas a Sarriguren -tanto en vehículo privado como en trasporte público-, cuando la zona ya viene sufriendo importantes colapsos en las horas de comienzo y finalización lectivas.

400 viviendas, 4 torres y 17 alturas en la calle Aralar y Media Luna

En el nuevo Convenio entre la Congregación Salesianos, NASUVINSA, el  Ayuntamiento de Pamplona y Gobierno de Navarra, la subasta de las parcelas -situadas entre la calle Aralar y Media Luna- contempla la construcción de 400 viviendas a lo largo de cuatro torres de diecisiete alturas; una instalación hotelera, en al menos, la mitad de la edificabilidad de uno de los principales bloques; y un edificio de uso social y titularidad municipal -Civivox-.

Se prevé que, en total, se podrían recaudar hasta 53 millones de euros. En caso de que en la venta de las parcelas no se consiguieran 31 millones de euros, la operación se anularía automáticamente. Si la recaudación se situara entre los 31 y 37 millones de euros -esta última, cifra mínima necesaria para que fuera viable la construcción del nuevo colegio de Salesianos en Sarriguren- la pelota se situaría en el tejado de la Congregación religiosa. De modo que ésta podría optar entre anular la operación o, por el contrario, completar la financiación de su bolsillo.

Candidatura Ciudadana Aranzadi

The Author has not yet added any info about himself

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *