Proponemos analizar en profundidad los recorridos de las líneas de las villavesas nocturnas desde el urbanismo feminista o urbanismo con perspectiva de género

Aranzadi es partidaria de contrastar la propuesta técnica con las asociaciones feministas principalmente con las urbanistas, las que trabajan contra las agresiones sexistas y las que engloban a mujeres víctimas de violencias machistas

Desde Aranzadi hemos presentado en Comisión de Presidencia   del Ayuntamiento de Pamplona, una enmienda de adición a una declaración presentada por UPN que proponía poner en marcha un proyecto piloto para que las villavesas nocturnas se detengan a demanda de las usuarias. Nos hemos abstenido y  presentado esta enmienda porque la propuesta que salío adelante es un parcheo.

Una vez más, se plantean políticas públicas que no incorporan las necesidades reales de las mujeres. Es fundamental que seamos exigentes con el objetivo de que las políticas que se realicen desde las instituciones incorporen la perspectiva de género, más en los tiempos que vivimos en las que la ciudadanía lo dejo claro en la pasada jornada del 8 de marzo.

En concreto, vemos imprescindible un análisis previo que permita contrastar la propuesta con los diversos colectivos feministas, incoporando la visión del Urbanismo Feminista o Urbanismo con perspectiva de género, además de la experiencia de las asociaciones que trabajan contras la agresiones sexistas y con las mujeres víctimas de violencia machista.

Así lo ha señalado nuestra compañera Laura Berro, concejala de Igualdad y LBTGI del Ayuntamiento de Iruñea por Aranzadi: “Las urbanistas feministas insisten en que la planificación urbana nocturna se ha enfocado en una parte pequeña de la vida nocturna: el lado consumista de la economía nocturna que está relacionado con el consumo de ocio y alcohol en centros urbanos de ciudades occidentales. En general, se ha romantizado a las personas usuarias de la noche como un grupo especial de población, sin reconocer que la noche también es un espacio de trabajo, cuidado y reproducción, un espacio de la vida cotidiana diurna y nocturna, que no tiene ningún glamur para aquellas personas que se ven obligadas a trabajar en el turno de noche”.

La noche también es de las mujeres

Berro ha reclamado que la noche también es de las mujeres: “Existe la necesidad de incluir en la planificación urbana nocturna, políticas públicas del lado productivo de la economía nocturna y desde una perspectiva de género interseccional, que vayan más allá de los centros urbanos a otros barrios, centros de trabajos, pueblos y hogares. Se trata de introducir políticas que rompan con la cultura nocturna masculina y que visibilicen las necesidades de la vida cotidiana diurna y nocturna, además de que analicen cómo el urbanismo puede contribuir a mejorar la calidad de vida y el derecho a la ciudad”.

 En este sentido, hemos propuesto analizar las rutinas de las mujeres de día y de noche, el tipo de actividades que desarrollan, con quién las desarrollan, a qué hora y en qué modo de transporte. Toda esta información ayudaría a entender una realidad compleja: el rol de la movilidad en el acceso a la vida nocturna, las contribuciones de las trabajadoras de noche a la economía nocturna remunerada y no remunerada, la negociación de la movilidad en la esfera privada; el rol del transporte público, así como los problemas de movilidad forzada o inmovilidad.

Berro ha terminado subrayando que analizar la vida de las mujeres en la noche puede visibilizar el uso y la apropiación de las mujeres del territorio en la noche, y reclamar que la noche también es de las mujeres.

 

Candidatura Ciudadana Aranzadi

Un proyecto de ruptura democrática para recuperar Pamplona para la ciudadanía

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *