Memoria democrática

Dinamizadores: Alberto Labarga, Jose Ramón Urtasun, Jaxinto G. Viniegra

En Navarra no hubo frente de guerra alguno y a pesar de ello más de 3000 personas fueron asesinadas por defender la legalidad republicana. Al asesinato, los familiares debieron sumar las humillaciones constantes, la incertidumbre de las desapariciones y el silencio institucional. Contra la rendición del tiempo, la restauración de los derechos de la memoria es un vehículo de liberación, es una de las más notables tareas del pensamiento humano, dice Marcuse. Para construir una verdadera convivencia en nuestra ciudad necesitamos Verdad, Justicia y Reparación, necesitamos recuperar nuestra memoria democrática, conocer la verdad de lo sucedido. El reconocimiento de las víctimas y la condena de los culpables es un deber moral que tiene que cumplir nuestro Ayuntamiento.

Centro de referencia para la memoria democrática

Creación de un Centro municipal de referencia sobre memoria histórica. Biblioteca y archivo abiertos a la ciudadanía, accesibles y conectados con otros nodos y centros del Estado e internacionales. Acceso a la documentación y archivos municipales.

Frente técnico-jurídico

Aplicación de la Ley de memoria histórica, aplicación del principio de justicia universal, presencia obligatoria de un juez en las exhumaciones.

Colaboración con todas las asociaciones de Memoria Histórica acreditadas

Apoyo técnico y económico a las asociaciones de familiares. Asistencia jurídica, técnica, administrativa en las exhumaciones. Apoyo material y psicológico a las víctimas de las diferentes formas de represión del golpe y la dictadura.

Colaboración con los familiares en la investigación

Colaboración en las investigaciones para el esclarecimiento de los hechos y paradero de las víctimas, tanto a instancia de los familiares como de oficio en los casos de desaparecidos sin descendencia y cuerpos sin identificar

Lugares de memoria

Dignificar los lugares emblemáticos y de importancia simbólica como los fosos de la vuelta del castillo, placa del Ayuntamiento, placa del Parlamento, cementerio de Pamplona y corresponsabilidad en lugares con víctimas de la ciudad (Ezkaba, cementerio de las botellas, Valcardera, etc) Censo y retirada de símbolos franquistas. Identificación y eliminación de aquellos elementos simbólicos contrarios a la libertad y representativos de ese pasado que deseamos superar.

¿Qué hacemos con Conde Rodezno?

Exhumación y retirada de los cuerpos de Mola y Sanjurjo. Prohibición de las misas que la Hermandad de Caballeros de la Cruz celebra cada mes en honor al General Mola y su golpe de Estado. Debate público para desarrollar propuestas desde el punto de vista histórico y urbanístico. Posibilidad de un Parque de la Memoria.

¿Cómo ponemos nombres a las calles?

Eliminación de los topónimos y monumentos franquistas de las calles. Participación ciudadana en la elección de los nombres. Nueva ordenanza y revisión del callejero actual.

Superación de los agravios

Homenaje institucional y reconocimiento a todas las víctimas. Condena institucional del golpe y la dictadura. Restitución de la memoria de los asesinados en la retaguardia y de los combatientes republicanos. Retirada de títulos y medallas a los culpables.

Educación y sensibilización de la memoria democrática

Recuperación del tiempo de silencio. Afrontar el ’Holocausto español’ (P Preston). Diálogo entre generaciones, es un tiempo de oro ara escuchar a los supervivientes en primera persona. Hacer copartícipes a la enseñanza secundaria y superior en las tareas de construcción de una memoria compartida. Elaboración de unidades didácticas para los distintos ciclos educativos.

Descarga el contenido del taller