Manuel Millera relevará a Alberto Labarga como concejal de Aranzadi al frente de Participación Ciudadana, Igualdad y Empoderamiento Social

Labarga, Ingeniero de Telecomunicaciones, se reincorporará a su puesto de investigador en Navarrabiomed, el centro de investigación biomédica del Gobierno de Navarra y la UPNA

Desde la Candidatura Electoral Aranzadi-Pamplona en Común/Iruñea-Denon Artean informamos de que durante las próximas semanas se producirá un relevo en nuestro Grupo Municipal en el Ayuntamiento de Pamplona. Manuel Millera, sustituirá a su compañero Alberto Labarga en el cargo de concejal de Participación Ciudadana, Igualdad y Empoderamiento Social. Labarga cumple así su voluntad de reincorporarse a su puesto de investigador en Navarrabiomed, el centro de investigación biomédica del Gobierno de Navarra y la Universidad Pública de Navarra.

 Manuel Millera 

Vino a Pamplona a los 17 años a estudiar a la Universidad de Navarra donde obtuvo el título de Arquitecto Urbanista y se quedó a vivir en la capital navarra. Conoce muy bien la marcha diaria del Consistorio pamplonés, pues durante los dos últimos años ha sido el asistente del grupo municipal de Aranzadi, al que ahora se reincorpora como concejal. Tiene una amplia experiencia en Administración local, acumulada durante los 24 años que desempeñó el puesto de arquitecto municipal en el Ayuntamiento de Ansoáin.

Su biografía se completa con los 8 años de profesor de Dibujo en Escolapios y los 3 años dedicados al libre ejercicio de la profesión. Participó en comunidades de cristianos de base de Pamplona durante 5 años (73-78). Fue militante durante 14 años de LKI, (del 78 al 92). Regresó a la política activa con el 15-M, y fue candidato en las elecciones de Mayo 2015 al Parlamento en las listas de PODEMOS y al Ayuntamiento en las listas de Aranzadi.

Ha participado en numerosos movimientos clave de la historia de Pamplona  como asociaciones de vecinos de San Juan y del Casco Viejo, comités ecologistas y antimilitaristas. Está casado y es padre de 3 hijos de 24, 21 y 19 años. Fue miembro de la Asamblea por el Cambio Social de Navarra, de Attac y de Sanfermin 78 Gogoan. Es escritor habitual de la  prensa local, por sus artículos de Opinión desde 2006, colaborando con Diario de Noticias, Gara y otras plataformas digitales.

 

Alberto Labarga

 Es miembro de EQUO y ha formado parte del grupo de personas que comenzamos a dar los primeros pasos para constituir Aranzadi y ahora, tras dos años de entrega a este proyecto, hace un balance del trabajo que ha desempeñado desde el área de Participación Ciudadana:

” Sabíamos que suponía un gran esfuerzo colectivo y ninguna de las personas que fundamos Aranzadi tenía aspiraciones para dedicarse a la política de forma profesional.

En un escenario complicado e incierto, Aranzadi ha sido capaz, gracias a la confianza de los  que nos apoyaron, de ser clave en el momento histórico que se ha producido en esta ciudad, facilitando un gobierno del cambio que por primera vez gobierna para todos y todas, sin exclusiones, poniendo especial énfasis en aquellas personas a las que el sistema neoliberal y heteropatriarcal ha castigado más.

Conscientes de que la política es demasiado importante como para dejársela a los políticos y, de que la construcción de un nuevo modelo de ciudad más sostenible social y medioambientalmente tenía que empezar desde abajo, estos dos años de trabajo nos han servido para poner en marcha una serie de instrumentos que ahora son herramientas para crear contrapoder y hacer protagonista a la ciudadanía de las decisiones importantes sobre el futuro de la ciudad.

Durante   la   primera    parte    de    la    legislatura,    hemos    puesto    en    marcha las siguientes iniciativas  básicas para iniciar procesos participativos, organizar cursos y abrir debates:

Desde el punto de vista de la gobernanza, el nuevo Reglamento Orgánico de Participación será un instrumento clave para permitir que las decisiones de la ciudadanía sean cada vez más vinculantes, de manera que sea una norma que permita que muchos de los cambios que se están realizando sean difíciles de revertir.

Se han puesto a disposición de la ciudadanía de Iruñea varios edificios para su uso como centros sociales autogestionados, y otros más que están en desarrollo:

Todo ellos nos muestran los límites de la acción institucional y nos recuerdan la importancia de los movimientos sociales. Todos van a ser fundamentales en esa construcción de la ciudad desde abajo, desde los barrios.

Entorno Hostil

Este trabajo lo hemos desarrollado en un entorno hostil, con una oposición ruin y miserable, y un ecosistema institucional todavía sujeto a las dinámicas del ladrillo y más habituado al clientelismo y a la decisión en despachos cerrados que a la participación ciudadana.

No obstante, a pesar de las dificultades, la condición ciudadana de Aranzadi nos ha permitido tener una visión global y estratégica de la ciudad en transformación y aprovechar los instrumentos que nos aportan las tres áreas que gestionamos, más otros recursos municipales para plantear medidas ambiciosas en movilidad, energía, igualdad que son referencia ya para otras ciudades del cambio.

Y, como dicen para criticarnos sin entender que es un orgullo para nosotros, Pamplona se ha llenado de procesos y espacios de participación. Estoy enormemente satisfecho de que mi trabajo y esfuerzo haya contribuido a abrir de la mano de la ciudadanía este nuevo escenario.

Segunda parte de la legislatura

En esta segunda mitad de la legislatura, completado el trabajo de creación y consolidación del Área de Participación y Empoderamiento Social, en un momento, en el que las discrepancias entre las fuerzas del cambio en el Ayuntamiento y el Gobierno de Navarra en temas clave, como Salesianos o el TAV, se hacen más patentes y, toca ya pensar en cómo vamos a ser capaces de consolidar el cambio más allá de 2019, conocedor de los límites de la acción institucional y de la necesidad de continuar con el trabajo desde la calle y los movimientos sociales, considero que es un buen momento para dar el relevo a mi compañero Manuel Millera, quien como yo, lleva casi dos años en el Grupo Municipal y cuenta por ello con el cocimiento y la experiencia para asumir las responsabilidades que hasta hora yo tenía. Su experiencia previa como arquitecto del Ayuntamiento de Ansoáin le aportan además, una perspectiva que va a ser fundamental para los retos de Aranzadi en el Ayuntamiento en esta nueva etapa.

Reforzar el municipalismo

Estamos convencidos de que cuanto más gente tenga experiencia institucional y pueda trabajar dentro y fuera de la misma, el movimiento municipalista más se refuerza. Mi papel a partir de ahora será otro, pero siempre fiel al compromiso con todas las personas que han confiado en Aranzadi y con el proyecto de cambio y transformación de esta ciudad”.

Pamplona, 28 de septiembre de 2017

Candidatura Ciudadana Aranzadi

The Author has not yet added any info about himself

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *