¿Hacen falta más agentes de policía en Pamplona?

El Grupo Municipal de Aranzadi ha convocado esta mañana una rueda de prensa para explicar su posicionamiento en el pleno de mañana Jueves, 2 de Marzo, sobre el reglamento de policía y para valorar los cambios previstos este año.
Un número de efectivos más que suficiente para cumplir con las necesidades de Pamplona.
Han valorado positivamente la labor de los trabajadores y trabajadoras de la policía municipal, destacando la intervención contra las agresiones sexuales en los últimos Sanfermines. No obstante, han insistido en que no es necesario ampliar la plantilla actual, ya que los índices de criminalidad en Pamplona son razonablemente bajos. Han señalado que España es de los países con menor tasa de criminalidad de toda la UE pero, sin embargo, mantiene elevados ratios de policía por habitante. En concreto, España se sitúa entre los 4 países con más policía (sumando las policías municipal, autonómica y nacional): 5 por cada 1000 habitantes, frente a los 2,6 de Gran Bretaña o los 3,9 de Francia, por citar dos ejemplos.
Teniendo en cuenta sólo la policía municipal, actualmente, el número de agentes en Pamplona se sitúa en los 398, lo que arroja un ratio de 2 policías municipales por cada 1.000 habitantes, superior a la de ciudades de nuestro entorno, como Vitoria/Gasteiz (1,24 por cada 1.000 habitantes) o Donosti (1,86 por cada 1.000).
Han señalado también que, en tiempos de crisis, no es razonable aumentar la plantilla de la Policía Municipal, que supone actualmente un gasto de 16 millones de euros, aproximadamente un tercio de todo el gasto dedicado a pagar a los trabajadores y trabajadoras municipales. Un gasto no justificado si atendemos a los índices de seguridad, bastante bajos según el análisis de la propia Policía Municipal.
Cambiar a los altos mandos de la época de Yolanda Barcina.
En cuanto al reglamento de funcionamiento interno la Policía Municipal, que se aprueba mañana en el pleno, han manifestado que son precisos cambios profundos para hacer frente a un modelo de policía “de castigo” instaurado durante la época de Yolanda Barcina y de Simón Santamaría; un modelo policial dirigido a sofocar protestas ciudadanas. Para ello, sería preciso cambiar de su puesto a los altos mandos colocados por UPN en esa época y que aún mantienen su puesto en el organigrama, como un primer paso hacia una policía municipal centrada en defender los derechos fundamentales, tal y como reclaman los propios agentes y la ciudadanía en su conjunto. Sí que han valorado positivamente los intentos del nuevo reglamento de avanzar hacia una policía un poco más democrática en su funcionamiento interno.
Posibilidad de un “sí crítico” en el Pleno de mañana.
Los ediles de Aranzadi (Laura Berro y Alberto Labarga) han anunciado que están dispuestos a buscar el máximo consenso, por lo que anuncian que podrían aprobar un reglamento “mejorado”, para lo que han presentado cinco enmiendas que apuntan en la dirección de una mayor transparencia y democracia interna, con el objetivo de evitar la discrecionalidad. Con normas claras y transparentes, los agentes se sentirán más respaldados en su labor cotidiana y será más fácil implantar el nuevo modelo policial al que aspira el equipo de gobierno.

Candidatura Ciudadana Aranzadi

Un proyecto de ruptura democrática para recuperar Pamplona para la ciudadanía

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *