Emitimos un voto crítico sobre el proyecto de presupuestos 2018: Profundamente comprometidas con el cambio, pedimos una transformación más rotunda para la capital navarra en el tercer año de legislatura

Desde Aranzadi mostramos nuestra postura crítica con el proyecto de presupuestos 2018 para el Ayuntamiento de Pamplona, al emitir un voto a favor y una abstención en la Junta de Gobierno del lunes. 

Con esta decisión, reforzamos nuestro compromiso con el cambio para Iruñea, pues los presupuestos para el tercer año de legislatura deben apostar por un cambio rotundo y profundo en la capital navarra, haciendo realidad las claves para construir un modelo de ciudad más social, igualitaria y sostenible.

Es momento de llevar a la práctica los ejes principales que llevarán a Iruñea-Pamplona a alejarse del proyecto de UPN. Iruñea es hoy una ciudad de referencia del cambio y el consenso entre fuerzas diferentes. Esta diversidad de opiniones y pareceres se debe plasmar porque contribuye a construir una ciudad más plural y posibilita una transformación real y duradera.

La abstención de Aranzadi se sustenta además “en el ejercicio de nuestro legítimo derecho a la discrepancia que, cabe recordar, forma parte de nuestro acuerdo de Gobierno del cambio. Esta misma decisión recoge además, la voz de la Asamblea, así como de las y los iruindarras que nos han depositado su confianza para exigir un cambio contundente”.

Madrid y Pleno de presupuestos en enero

La presión de Montoro sobre los presupuestos del Cambio en Madrid está generando una tensión insoportable entre quienes están dispuestos a aceptar el órdago del Ministro y gestionar la miseria durante 2018 y quienes apuestan por mantener vivo el proyecto del Cambio. En Iruñea analizamos la situación de una forma similar: unos presupuestos ajustados a las exigencias de los poderes fácticos a través de Montoro y con poco perfil social pueden suponer el final de un Cambio que, recordemos, existe sólo gracias a unos cientos de votos. Más cambio y más profundo es lo único que puede garantizar la continuidad de un proyecto alternativo en Iruñea.

Aranzadi, como suele ser habitual, someterá a debate en su próxima asamblea el proyecto de presupuestos que se llevará a pleno en enero, donde se tomará la decisión definitiva.

Nuestro Modelo de Ciudad pasa por más cambio:

Comedor escuelas públicas: Se han dado pasos interesantes para aumentar la calidad de las escuelas públicas cuidando la alimentación de los escolares con productos de km cero y de temporada. Creemos importante, sin embargo, avanzar en esta línea, y comenzar a hacer realidad la demanda de las APYMAS de habilitar cocinas propias en los centros públicos: Amaiur y Vázquez de Mella-Bayonne.
Igualdad: 0,49% del presupuesto es una escasa dotación presupuestaria para luchar contra las violencias machistas y reducir las diferentes brechas entre mujeres y hombres (salarial, digital, techo de cristal, empoderamiento de las mujeres, reparto de los cuidados). Nuestro objetivo a medio plazo es alcanzar el 1% para poder hacer realidad estas líneas estratégicas.
Movilidad-Más ejes sostenible: Estos presupuestos clausuran la posibilidad de construir más ejes sostenibles, al margen de Pío XII. Cabe recordar que técnicos de la Universidad de Navarra lo proponen también y de forma clara, al señalar la necesidad de reducir el volumen de coches para mejorar de forma notable la calidad de vida en esta ciudad.
-Mejorar la fiscalidad para diseñar sistema de ingresos distributivos: ingresar más en las arcas municipales es igual a invertir más en proyectos sociales. En concreto, proponemos incrementar los ingresos de vivienda vacía, alquileres, terrazas y actualizar la contribución para que las rentas más altas dejen de pagar menos de lo que les corresponde. Pamplona es la última capital de provincia que todavía no ha actualizado la ponencia catastral que establece lo que se paga por cada vivienda.
Incrementar las ayudas destinadas al servicio de escuelas infantiles para las familias de rentas más bajas.
-Censo de viviendas vacías: Se ha avanzado en la rehabilitación de algunas viviendas municipales, pero seguimos sin abordar la cuenta pendiente de la vivienda vacía en Pamplona.
Aranzadi insiste en su compriso total y absoluto con el cambio, con el Acuerdo Programático y, en consecuencia con que se aprueben los presupuestos de esta ciudad para 2018. Nuestro objetivo principal es poner a las personas en el centro de la política, trabajar por la reversión de las desigualdades y por garantizar todos y cada uno de los derechos humanos.

Pamplona, 19-12-2017

Candidatura Ciudadana Aranzadi

Un proyecto de ruptura democrática para recuperar Pamplona para la ciudadanía

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *