DEMOCRACIA Y PARTICIPACIÓN

Dinamizadores: Francisco Espinosa e Iñaki Arzoz
La democratización real de la institución municipal es el eje de una candidatura ciudadana de enfoque municipalista. En este taller abordaremos
los mecanismos de democracia directa y colaborativa (ordenanzas, espacios, recursos, etc.) necesarios para abrir espacios de participación
vinculante a la ciudadanía, que permitan que las políticas de todos los sectores y de los barrios se canalicen de abajo a arriba.

1.- Consejo de Participación Ciudadana y Escuela de Participación ciudadana.

Entidad o agencia ciudadana encargada de gestionar y promover la participación en lugares de encuentro estable entre el asociacionismo municipal, las ciudadanas y ciudadanos a título individual y la administración municipal. Desarrollo e implementación de programas ad hoc. Fomento de la participación de aquellos sectores poblacionales que tienen más dificultad para hacerlo, incluida la alfabetización digital (mujeres, migrantes con y sin papeles, personas mayores, con diversidad funcional, etc.).

2.- Presupuesto participativo.

Elaboración de un Reglamento municipal del Presupuesto Participativo. En tanto ve la luz dicho reglamento, y hasta que llega ese momento, cabría la posibilidad de que los presupuestos que se realizaran tuvieran su propio auto reglamento provisional y que el porcentaje participado de los mismos nunca fuera inferior al 25% de las partidas destinadas a inversiones y gastos corrientes en actividades y programas, por sectores o barrios, etc.

3.- Reglamento de participación y consejos ciudadanos.

Revisión, fomento y desarrollo del Reglamento de Participación Ciudadana, para ampliar y asentar la democracia colaborativa a través de una red de Consejos de Barrio y Consejos sectoriales, de carácter vinculantes. Dotación adecuada de medios y ampliación de sus competencias. Funcionamiento permanente y participación suficiente de los movimientos sociales y demás asociaciones. Estrecha colaboración con el ayuntamiento a la hora de elaborar legislación y presupuestos.

4.- Consultas Populares.

Promoción y normalización de instrumentos de democracia directa, tanto de iniciativa plenaria como asociativa o ciudadana. Compromiso de respaldar y llevar a la práctica la voluntad del pueblo evidenciada en referéndum o consultas ciudadanas. Vinculación del voto de los electos de la candidatura ciudadana a lo que, previamente, se decida por estos medios. Impulso de las modificaciones normativas necesarias y las transformaciones técnicas y telemáticas suficientes, así como del establecimiento de locales públicos oportunos, para que, en ejercicio de su cuota de soberanía municipal, aquellas vecinas y aquellos vecinos que así lo soliciten puedan participar directamente en la elaboración y toma de todas las decisiones competencia del Pleno.

5.- Iniciativa reglamentaria popular.

Apoyo a iniciativas que permitan que las ILPs de ámbito municipal se conviertan en el instrumento que permita a la ciudadanía participar en la definición de los problemas y búsqueda de soluciones. Apoyo a la creación del marco legal oportuno.

6.- Tribunal de Cuentas de Iruña y del Defensor del Pueblo de Iruña.

Órganos colectivos con participación ciudadana. Carácter vinculante de sus informes. Independencia en su actuación. Encargados de, entre otras competencias, realizar una auditoría ciudadana de la deuda.

7.- Reivindicación del espacio público como entorno privilegiado para el desarrollo de actividades político-sociales y asociativas.

Revisión de las normativas municipales como la ordenanza cívica que regulan restrictivamente la vida en la calle y obstaculizan el uso de locales de propiedad o alquiler municipal. Utilización de locales públicos para realizar sesiones ‘publicas’ y abiertas del ayuntamiento.

8.- Acceso universal a la red y mejora de la web del ayuntamiento.

Consolidación y ampliación de los recursos on line en materia de tramitación, información y transparencia. Habilitación de foros, paneles ciudadanos y encuestas deliberativas con objeto de integrar el mayor número posible de aportaciones al quehacer ejecutivo y plenario. Acceso universal y habilitación de mecanismos tanto virtuales como presenciales para que todas las personas puedan participar de los espacios y procesos de participación.

9.- Ciudad de derechos.

Reconocimiento del conjunto de derechos civiles y políticos para todas las personas residentes en la ciudad, independientemente de su estatus legal. Declaración de Pamplona como un territorio exento de discriminación y reducto de las libertades públicas dentro del estado y del conjunto de Europa. Habilitación de fórmulas para que a nivel municipal este reconocimiento se haga efectivo.

10.- Confluencia activa.

Colaboración permanente entre los diferentes partidos o candidaturas con representación en el consistorio, las organizaciones sociales y la ciudadanía para impulsar y apoyar medidas estratégicas de cambio socio-económico. Habilitación de espacios y procesos de encuentro, diálogo y colaboración.

Descarga el contenido del taller