Declaración íntegra presentada hoy, miércoles 24 de enero, por Aranzadi en la comisión municipal de Urbanismo

Desde el inicio de la legislatura han fallecido atropellados en nuestras calles 12 personas.

En su mayoría mayores que circulaban correctamente por pasos de peatones. También, en la mayoría de los casos, el conductor o conductora circulaba dentro de las velocidades permitidas y sobrios. El último Plan de Seguridad Vial (2017) indicaba que Pamplona había logrado contener los accidentes mortales en los 2,5 al año entre el periodo 2005-2015, con la mención especial al año 2009, en que se logró llegar al objetivo de “cero muertes”.

Esta tendencia coincidió con el descenso de las muertes en todo el estado, a consecuencia de la crisis y de la reducción de los desplazamientos en vehículo privado. 2016 se cerró con cuatro muertos; 2017 con 5. La media estatal está subiendo. ¿Podemos esperar razonablemente que Iruñea se quede al margen de esa tendencia sin medidas de choque específicas?

Si estuviéramos hablando de un servicio público como los hospitales o las escuelas ¿estaríamos dispuestos a asumir 4 ó 5 muertes evitables al año como aceptables? O, tomando un ejemplo del ámbito de la movilidad, ¿sería aceptable para votantes, técnicos y políticos que un sistema de gestión pública como el Transporte Urbano Comarcal de Iruñerria arrojara esas cifras? Seguramente no. Nuestras calles, aceras y pasos de cebra forman también un servicio público, cuyo buen funcionamiento es responsabilidad de las administraciones. Una sola muerte de un peatón es un fracaso colectivo de las instituciones y deberíamos reaccionar de manera inmediata.

No es la primera vez que en esta comisión se presentan y aprueban compromisos con la Visión Cero. De hecho, también fueron asumidos por anteriores gobiernos de UPN. En concreto, el plan de Seguridad Vial 2008-2011 lo recogía literalmente en sus primeras líneas: “El principio básico que inspira este Plan es el siguiente: no es éticamente aceptable que ningún pamplonés o visitante muera o sufra heridas graves como consecuencia de los desplazamientos por nuestra ciudad”​.

Pese a que en el caso concreto del atropello mortal de la Calle Mendigorría concurrían otros factores de riesgo, tanto los vecinos como el Plan de Seguridad Vial del Ayuntamiento como la filosofía general de la Visión Cero coinciden en señalar que el diseño de las calles es clave para la seguridad. En este sentido, la calle Mendigorría no deja de ser una pista recta sin ningún elemento que desincentive la velocidad.

Siempre va a haber un conductor que no ha dormido bien, una persona mayor a la que se le pone el semáforo en rojo a medio camino, o un niño que se escapa de la supervisión de un adulto pero, ¿no podemos diseñar nuestro sistema de transportes -nuestras calles, coches y semáforos- para que el resultado de estos errores no sea un accidente mortal? La experiencia de otras ciudades, como Pontevedra o Vitoria, nos dice que sí se puede: depende de la voluntad política.

Por todo lo anterior, hemos solicitado que la Comisión de Urbanismo acordara

1.- Iniciar en un plazo breve (4 meses) una intervención de mínimos para garantizar la visibilidad en los seis pasos de cebra de la Calle Mendigorría, y mediante la supresión de las plazas de aparcamiento que la dificultan. En concreto, en los cruces con Lacunza, Uharte-Arakil, Torralba del Río y Santesteban.

2.- Estudiar en detalle el diseño de la calle Mendigorría y proponer medidas de transformación concretas que garanticen la seguridad peatonal y ciclista. Se sugieren medidas de bajo coste, como el diseño sinusoidal y otras de mayor calado, como la creación de pasos de cebra sobre-elevados en los pasos más conflictivos.

3.- Solicitar al Alcalde y al equipo de gobierno que adquiera el compromiso de convocar un minuto de silencio en la puerta del consistorio -o como se estime oportuno- cada vez que se produzca un atropello mortal en el término municipal de Pamplona, empezando, aunque sea con retraso, con Cirilo Artola Montón​, vecino del barrio de la Txantrea y de 90 años de edad, fallecido el diez de enero

Candidatura Ciudadana Aranzadi

Un proyecto de ruptura democrática para recuperar Pamplona para la ciudadanía

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *