Aranzadi propone una batería de propuestas para frenar los desahucios y la burbuja del alquiler

La Candidatura Ciudadana Aranzadi Pamplona en Común presenta una batería de medidas para frenar los desahucios y la burbuja inmobiliaria

Los compañeros Cuenca y Millera explican en rueda de prensa la batería de propuestas contra la especulación inmobiliaria.

La candidatura condiciona su apoyo a los Presupuestos 2019 a que se incluyan partidas para frenar la especulación en el mercado de vivienda, en concreto, 2,5 millones de euros destinados a rehabilitar viviendas para alquiler social

La Candidatura Ciudadana Aranzadi-Pamplona en Común propone un paquete de medidas que contribuya a frenar la especulación inmobiliaria. Plantea aplicar una política que frene la especulación en el mercado de vivienda, empezando por destinar 2,5 millones de euros de los Presupuestos de 2019, a rehabilitar vivienda para alquiler social. Esta es la primera de las cinco iniciativas que plantea para apoyar los nuevos presupuestos.  

El objetivo de esta primera medida es gravar a los especuladores para rehabilitar 200 viviendas públicas destinadas a cubrir la demanda de personas con rentas bajas en nuestra ciudad. De ellas, Aranzadi propone destinar 150 viviendas al fondo de viviendas de emergencia habitacional y a alquiler social, las 50 restantes.

254 desahucios anuales

Navarra registra 254 desahucios de alquiler anuales -un 7,2% más que el año pasado- y los portales inmobiliarios sitúan la subida de los precios del alquiler entre un 7 y un 16% este año. Se hace evidente que, como anunciaban las plataformas anti-desahucios, la crisis se ha trasladado de las hipotecas, al alquiler.

Para frenar esta tendencia, además de la inversión en rehabilitación de viviendas municipales, proponemos estas cuatro medidas de choque:

  1. Controlar las actividades especulativas relacionadas con el aumento de la superficie edificada

 En el centro de la ciudad se están produciendo operaciones especulativas: se adquieren edificios antiguos enteros y se aumenta significativamente la superficie edificada a través de recrecimientos. Esto supone un beneficio importante para las promotoras, que rehabilitan edificios para venderlos más caros. Esto, además, subvierte el sentido de las ayudas a la rehabilitación de edificios, pensadas para mejorar las viviendas para quienes las habitan, no para quienes quieren comerciar con ellas.

Aranzadi propone una moratoria a cualquier obra nueva o rehabilitación que suponga recrecimientos en todo el Casco Viejo y los dos ensanches hasta que no se analice de manera pormenorizada la situación de estos edificios.

  1. Elaborar un índice de precios máximos de alquiler por barrio

Ciudades como Barcelona o París ya publican anualmente un índice de precios máximos de alquiler que puede servir para contener las subidas de los precios: la mayoría de propietarios fijan sus precios de acuerdo al mercado de alquiler cercano. Si existe otra referencia oficial de precios y, si esta se puede vincular a ayudas específicas, puede servir para contener parcialmente la escalada.

  1. Facilitar la instalación de placas fotovoltaicas

 El Colegio de Ingenieros Industriales de Navarra ha señalado hace unas semanas que la normativa Foral y la municipal impiden la colocación de placas fotovoltaicas en el Casco Viejo de Pamplona y otras ciudades. Aranzadi considera que ambas administraciones deberían coordinarse para levantar estas trabas administrativas a la sostenibilidad.

Actualmente, el Ayuntamiento de Pamplona destina unos 20.000€ a subvencionar la instalación de placas fotovoltaicas.  Aranzadi quiere aumentar esta subvención hasta el millón de euros, para dar cobertura a unas 1.000 viviendas.  En el caso de familias que tienen que elegir entre pagar la luz o pagar el alquiler -hay más de 20.000 personas que sufren pobreza energético- proponemos que la ayuda cubra el 100% de la instalación, y que este porcentaje vaya reduciéndose progresivamente según la renta del solicitante.

  1. Aumentar al máximo legal permitido el impuesto de plusvalías

La compra-venta de viviendas con fines especulativos es habitual en zonas de especial interés para la industria inmobiliaria como el centro de Pamplona. Este tipo de operaciones están atrayendo la inversión financiera que no encuentra rentabilidad en otros productos, como bonos o acciones. Para que el beneficio obtenido por estas operaciones recaiga en el Ayuntamiento de Pamplona Aranzadi plantea subir el impuesto especial por revalorización de los terrenos de naturaleza urbana del 23 al 25% -el máximo legal-. No entiende por qué el Equipo de Gobierno ha dejado pasar la oportunidad de gravar la especulación al máximo y dificultar el crecimiento de la burbuja especulativa que ya está afectando a los alquileres.

Aranzadi propone también que desde el Ayuntamiento de Pamplona se exija, al Gobierno de Navarra, elevar el tipo máximo hasta el 30%, como ya sucede en la mayoría de capitales del resto del estado.

 

 

Candidatura Ciudadana Aranzadi

Un proyecto de ruptura democrática para recuperar Pamplona para la ciudadanía

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
×
Apúntate a nuestro Canal de Whatsapp
Eman Izena gure Whatsapp Kanalean