Aranzadi llama al Gobierno de Navarra a paralizar el PSIS de la Estación de Etxabakoitz que facilitará la llegada del TAV

La candidatura Ciudadana ha participado en la concentración convocada hoy por Sustrai Erakuntza en Pamplona exigiendo la necesidad de una alternativa al TAV: un tren de cercanías que vertebre el territorio navarro y ofrezca un servicio para la mayoría de la población

La Candidatura Aranzadi – Pamplona en Común, con motivo de la visita del Ministro de Fomento, Iñigo De la Serna, a la capital navarra, valora que si bien el Vicepresidente de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra, Manu Ayerdi, se empeña en recalcar las diferencias entre el TAV/AVE y su propio proyecto, el TAP, ambos son, en el fondo y en la forma, el viejo proyecto defendido por UPN, PSN y PP. El trazado es exactamente el mismo, como también lo son los informes de impacto mediambiental.

 La visita del Ministro de Fomento siembra otra duda más sobre este proyecto que Aranzadi cuestiona: en el último momento, se ha decidido que el TAV vasco no llevará mercancías, uno de los principales argumentos del Gobierno de Navarra para diferenciar su TAP del AVE. Es razonable pensar que la cuestión de las mercancías no es más que una estrategia propagandística de Geroa Bai en su pugna por traer el tren.

 La Estación de Etxabakoitz es la pieza clave del TAV en el ámbito municipal: sin estación, no habría Tren de Alta Velocidad. El Ayuntamiento del Cambio se comprometió en su Acuerdo Programático a frenar el PSIS de Etxabakoitz, un despropósito urbanístico ideado por UPN para financiar una macro-estación a partir de la construcción de 9.000 viviendas en el barrio. El Gobierno de Navarra, responsable último del PSIS, no ha dado todavía ninguna señal de querer parar este “pelotazo legal”, cuyo único beneficio visible sería la revalorización de los terrenos adyacentes a la estación nueva y a la vieja, a los que habría que sumar los obtenidos por el levantamiento del bucle. Una operación urbanística clásica del ciclo inmobiliario sin justificación alguna en términos de movilidad: el Estado español es el único en Europa que aleja sus estaciones del centro.

 Segregación por renta

Desde la crisis, el salario mensual medio ronda los 1.250€. Madrid-Sevilla, es un trayecto muy similar en distancia al Madrid-Pamplona y, en AVE cuesta unos 130€, ida y vuelta, pese a estar fuertemente subvencionado. Un TAV con ese precio ahondaría en segregar a una parte importante de la población, confinada a opciones más baratas, como el bus o el BlaBlaCar, algo que ya está sucediendo con respecto al tren convencional, más caro que otras opciones.

 

Hay Alternativas

Aranzadi apoya un tren social y de cercanías que mantenga, mejore y aumente las actuales paradas y apeaderos. Que dé servicio a los miles de personas trabajadoras que se trasladan en vehículo privado a los polígonos industriales o a sus lugares de trabajo. Asequible económicamente y que preste servicio a las mayorías, en lugar de primar a una minoría que quiere viajar a Madrid 15 minutos más rápido por un precio que no estará al alcance de muchos.

Pamplona, 09-01-2018

Candidatura Ciudadana Aranzadi

Un proyecto de ruptura democrática para recuperar Pamplona para la ciudadanía

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *